Juego libre- la mejor actividad extraescolar

Juego libre: la mejor actividad extraescolar

La mejor actividad extraescolar para un niño es el juego libre; cualquier actividad deportiva o lúdica por amena que sea no deja de ser una actividad ligada a ciertos objetivos o metas.

¿Qué es el juego libre?

De acuerdo a su significado, el juego libre es una libre creación de los niños sin estructura ni reglas.

Por mucho que sean actividades deportivas o lúdicas, no le van a dejar la libertad de movimiento que le dejara el juego libre, porque toda actividad tiene unas normas, puesto que serán varios los niños en ella y se deberá llevar cierto orden.

Y es que pasar tiempo de calidad en familia es quizás lo que más desean los niños; no hace falta hacer nada especial, ni apuntarlos a actividades “caras”, que sean un sobreesfuerzo familiar y que lo único que van a conseguir es aburrimiento y agobio en el niño, con el consiguiente enfado paterno por no seguir en esa actividad tan especial.

Y es que si la elección ha sido de los padres no deberían llevarse sorpresa si el niño no responde como debiera.

Nos empeñamos en tener ocupados a los niños todas las horas del día, corriendo de un lado para otro para llegar, enfadados porque no se valora ese esfuerzo extra….

Y lo más simple es dejarlos jugar en un espacio abierto, en contacto como otros niños y con la presencia de sus padres.

Muchos padres se agobian cuando su hijo dice no querer asistir a ninguna clase extraescolar, pensando que sufrirán fracaso escolar y que no tendrán los mismos amigos que quien acude a actividades; pero nada más lejos de la realidad.

¿Qué es el juego libre?

Cómo motivar a nuestros niños

El día es muy largo y da tiempo a hacer muchas cosas, no es necesario emplear todas las horas libres del día en hacer algo, si los adultos tiene tiempo libre, ¿Porque no los niños?

No son ciudadanos de segunda, aunque a veces parece que los tratamos como tales, sino que son el futuro, y como tal debemos cuidarlos.

Su salud mental nos lo agradecerá, porque los niños también sufren estrés y ansiedad y sino se detecta a tiempo lo arrastraran toda su vida.

Y es que lo tenemos que tener bien claro y no dejarnos engañar; las actividades extraescolares no mejoraran el rendimiento académico de nuestros hijos, no les hará mejores estudiantes ni mejores hijos.

Nos debemos plantear si es su necesidad o la nuestra, si quizás es algo que siempre quisimos hacer y no pudimos, y que aunque no nos lo digan, los hijos necesitan pasar tiempo con sus padres. Demandan atención paterna con cada gesto y con cada acción.

Se trata tan solo de saber verlo y hacer algo al respecto.

¿Damos más importancia  a la felicidad del niño o a sus resultados académicos?

¿Porque existe ese afán de tenerlos entretenidos toda la tarde?


¿Qué necesitas estudiar para poder aportar como profesional en lo social?

Revisa nuestra formación del área social y elige cuál quieres que sea tu futuro vocacional. ¿Estás ya decidido? Contacta con nosotros.

Un comentario

  1. Un excelente articulo y un tema muy interesante del que casi nunca se habla y quizá se debería hablar mas , te doy mi mas sincera enhorabuena por el articulo y que sepas que tienes una seguidora de tu web. Muchas gracias.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − dieciocho =