La actual Educación mexicana: dificultades y desafíos

México se encuentra en un momento crucial para tomar decisiones importantes respecto a la educación. Igual que los países que hemos analizado, las autoridades han dado respuestas tardías a las necesidades que surgen del contexto sanitario, por lo tanto, urge realizar reflexiones y reorganizar la educación mexicana.

El contexto del sistema educativo mexicano

Una de las características más importantes de la educación en México es la de ser gratuita, laica y obligatoria, siendo el estado el que debe proveerla y facilitarla para toda la población. Se destaca su sello nacionalista, en donde mantener la cultura del país es uno de los ejes primordiales.

La enseñanza está garantizada por la constitución política, la ley general y la ley estatal de educación. El Sistema Educativo Nacional está dirigido por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y contempla los niveles: básica, media superior y superior. La educación básica está integrada por tres niveles: preescolar, primaria y secundaria. La educación media superior comprende el nivel bachillerato y la educación profesional técnica. La educación de tipo superior se conforma por tres niveles: técnico superior, licenciatura y posgrado.

El Sistema Educativo Nacional también se divide en modalidades acordes con distintos métodos de enseñanza. Éstas son: escolarizada, no escolarizada y mixta. La presencial tiene la mayor cobertura. A cada alumno se le asigna un plantel y cubre un programa de estudios durante el calendario oficial de actividades. Las modalidades no escolarizada y mixta, se imparten como enseñanza abierta o a distancia de forma no presencial o parcialmente presencial.

Problemáticas del sistema

Una de las complicaciones más complejas del sector educativo son las brechas o fisuras sociales y regionales. El acceso y ejercicio del derecho a la educación es menor para los grupos vulnerables marginados, especialmente en las distintas regiones rurales. Esta problemática no es propia de México, hemos visto que esta realidad se expande por muchos países, sobre todo en el continente americano. Lamentablemente, los países tienen en común la desigualdad en varios ámbitos, siendo un eje inicial la entrega de calidad por parte del sistema público, perpetuándose en el tiempo y sin la formulación de reformas significativas a los sistemas.

Otro de los factores determinantes en el desarrollo social es la calidad educativa. Con los resultados de la última prueba PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes), observamos los altos retos que tiene México, con una puntuación por debajo del mínimo en todas las áreas (matemáticas, ciencias y comprensión lectora) y uno de los peores puntajes de todos los miembros de la OCDE.

 

educación méxico

Los retos del 2021

El pasado 8 de diciembre del 2020, el entonces titular de la SEP, Esteban Moctezuma, declaró que en enero habría regreso a clases presenciales para aquellos estados que se encuentran en nivel verde, de acuerdo con el semáforo de riesgo epidemiológico por COVID-19. Los estados en color amarillo, apuntó, podrían tener asesorías. El regreso presencial a la escuela es voluntario, los padres y apoderados deben tomar la decisión final de acuerdo a la situación de cada estado.

El año en curso presenta desafíos importantes para el sistema educativo mexicano. Mencionaremos algunos:

  • La contingencia y sus consecuencias negativas: Claramente retomar las clases presenciales en el escenario actual, donde los contagios superan a las del año pasado, es un reto por lo menos complejo, ya que, obviamente los padres y apoderados prefieren, en su mayoría, mantener a los niños en casa. Esto conlleva el aumento de la brecha digital y la escasa asistencia de los alumnos a las clases online, en donde la peor consecuencia sería la deserción escolar, sobre todo de alumnos secundarios. No hay estudios recientes que reflejen los porcentajes de esta situación y tomará años ver la dimensión en la que afectó el contexto sanitario y la pasividad en las medidas educativas.
  • Redirección de los recursos: Se están desviando recursos utilizados para el apoyo de los más vulnerables, como las escuelas comunitarias; educación para indígenas; alfabetización y migrantes. Estos se están destinando a educación media superior, disminuyendo la poca equidad del sistema.
  • Retraso en la visión de una nueva educación mexicana: Es necesaria y primordial la eficacia y eficiencia en la toma de decisiones y medidas educativas por parte de las autoridades del país. Esto perjudicará a largo plazo a las nuevas generaciones.
  • Cambio de autoridades: La sucesiva rotación de personas e ideas no permite visualizar cambios a largo plazo, sólo se realizarán modificaciones básicas y a corto plazo.

Sabemos que la pandemia nos tomó por sorpresa, pero hoy en día, tenemos más información respecto a ella, entonces las acciones y errores cometidos en el 2020, se deberían modificar y buscar las estrategias adecuadas para subsanar las problemáticas vividas. Si estas dificultades han sido identificadas, incluso por la población general, el gobierno de turno debe evaluar conscientemente la situación y escuchando a los protagonistas de la historia in situ, ya que es común minimizar a los que están en las trincheras y se toman las decisiones desde un pedestal.

En México, es necesario reformar el currículo, acotarlo a los contenidos fundamentales y al desarrollo de habilidades y capacidades de poner en practica lo aprendido y no fomentar la memorización, ya que es ampliamente comprendido, que es una estrategia obsoleta. Se debe priorizar los conocimientos.

No debemos olvidar que aquellos que gozan del derecho a la educación tienen más probabilidades de acceder a otros derechos como el trabajo, la cultura y el medio ambiente.


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado (c) en Educación Inclusiva.


Fuentes utilizadas para este artículo:

 https://www.ejecentral.com.mx/los-cuatro-grandes-retos-para-la-educacion-2021/

https://www.eleconomista.com.mx/politica/Educacion-en-Mexico-insuficiente-desigual-y-la-calidad-es-dificil-de-medir-20181225-0028.html

https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/cuando-y-como-se-regresara-a-clases-de-la-sep-esto-es-lo-que-sabemos

http://www.planeducativonacional.unam.mx/CAP_07/Text/07_03a.html


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-psicopedagogia-y-orientacion-educativa.html

 

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 2 =