salud mental

Salud mental infantil: el rol de la escuela en el desarrollo psicosocial (Parte II)

En el artículo anterior, mencionamos la influencia de la escuela en el desarrollo integral del niño. Un aspecto importante es el factor emocional y el de una salud mental acorde para el logro de aprendizajes y, además, la estabilidad que necesita para crecer en armonía. Al conocer esto, debemos profundizar en los tipos de trastornos emocionales que se pueden desarrollar en un niño con salud mental alterada.

Trastornos emocionales en niños y adolescentes

Los trastornos del espectro emocional, tradicionalmente se han asociado más a población adulta que a población infanto-juvenil. Hoy en día, hay un aumento de estas patologías en la población infantil. Es importante detectarlas y tratarlas a tiempo. Las emociones (positivas y negativas) y la forma en que el niño las procesa van a ser uno de los pilares de su personalidad en el futuro.

Los trastornos de salud mental en los niños, se definen generalmente como retrasos o interrupciones en el desarrollo del pensamiento, en las conductas, en las habilidades sociales o en la regulación de las emociones adecuadas para la edad. Estos problemas son inquietantes para los niños y perturban su capacidad de desenvolverse bien en el hogar, en la escuela o en otras situaciones sociales.

Los trastornos más frecuentes en los niños son:

Trastornos de ansiedad: los trastornos de ansiedad en los niños son miedos, preocupaciones o ansiedades persistentes que perturban su capacidad para participar en los juegos, en la escuela o en situaciones sociales típicas de su edad. Los diagnósticos incluyen el trastorno de ansiedad social, el trastorno de ansiedad generalizada y el trastorno obsesivo-compulsivo.

Depresión y otros trastornos del estado de ánimo: la depresión es un sentimiento persistente de tristeza y pérdida de interés que perturba la capacidad del niño para desempeñarse en la escuela e interactuar con los demás. El trastorno bipolar provoca cambios del estado de ánimo extremos entre la depresión y la euforia extrema que pueden ser descuidados, arriesgados o riesgosos.

Trastorno por estrés postraumático: el trastorno por estrés postraumático es un sufrimiento emocional prolongado, ansiedad, recuerdos inquietantes, pesadillas y conductas perturbadoras en respuesta a la violencia, al maltrato, a las lesiones o a otros sucesos traumáticos.

Trastornos alimentarios: los trastornos alimentarios se definen como la preocupación por un tipo de cuerpo ideal, el pensamiento desordenado sobre el peso y la pérdida de peso, y los hábitos alimenticios y de dieta riesgosos. Los trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno alimentario compulsivo, pueden dar lugar a disfunciones emocionales y sociales y a complicaciones físicas que ponen en riesgo la vida.

¿Cómo se trata la enfermedad mental en los niños?

Las opciones de tratamiento más comunes para los niños que tienen afecciones de salud mental incluyen:

  • La psicoterapia: también conocida como terapia conversacional o terapia del comportamiento, es una forma de abordar las preocupaciones sobre la salud mental, que consiste en hablar con un psicólogo u otro profesional de la salud mental. En el caso de los niños pequeños, la psicoterapia puede incluir jugar y hablar de lo que sucede mientras se juega. Durante la psicoterapia, los niños y adolescentes aprenden a hablar de sus pensamientos y sentimientos, a responder a ellos y a aprender nuevas conductas y la capacidad de afrontar una situación difícil.
  • Medicamentos: el médico o el profesional de la salud mental de tu hijo puede recomendar un medicamento, como un estimulante, antidepresivo, ansiolítico, antipsicótico o estabilizador del estado de ánimo, como parte del plan de tratamiento. El médico te explicará los riesgos, los efectos secundarios y los beneficios de los tratamientos farmacológicos. Claramente, se debe considerar la edad del niño para la administración de algún medicamento

El rol de la escuela implica apoyar a la familia desde el momento en que se diagnostica un trastorno emocional. Si el niño asiste a psicoterapia, el equipo de apoyo debe estar en constante comunicación con el profesional externo, en caso que requiera información que pueda ayudarlo a su intervención psicológica. Si no tiene acceso a una terapia externa, es importante que el equipo de convivencia escolar, derive el caso a salud pública o bien, apoyar directamente al estudiante y a su familia.

Consejos para los padres: ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a lidiar con una enfermedad mental?

Como padre o tutor, tendrá una función importante en el apoyo del plan de tratamiento de su hijo. Para cuidar de él y de usted:

  • Infórmese sobre la enfermedad.
  • Considere la posibilidad de recibir asesoramiento familiar que trate a todos los miembros para orientación específica de cómo actuar en el hogar.
  • Pídale al profesional de salud mental de su hijo que le aconseje cómo responderle a su hijo y manejar los comportamientos difíciles.
  • Si es posible, asista a charlas para padres o talleres que realizan las escuelas.
  • Explore técnicas de manejo del estrés que ayuden a responder con calma.
  • Busque formas de relajación y diversión con su hijo.
  • Elogie las fortalezas y habilidades de su hijo.
  • Trabaje con la escuela para asegurar el apoyo necesario, y mantener al tanto a los docentes. Como estos trastornos afectan el aprendizaje, quizás será fundamental el apoyo escolar con medidas extraordinarias y adecuaciones de acceso a la materia.

No suele ser fácil comprender los trastornos de salud mental en los niños, porque el desarrollo normal de la infancia es un proceso que implica cambios. Además, los síntomas de un trastorno pueden diferir según la edad del niño, y es posible que los niños no puedan explicar cómo se sienten o por qué se comportan de cierta manera. Tanto para padres como para la escuela, es fundamental conocer los diferentes trastornos, para poder detectarlos e intervenir con las mejores herramientas y estrategias posibles.


Fuente utilizada en este artículo:

https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/childrens-health/in-depth/mental-illness-in-children/art-20046577


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado (c) en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-psicopedagogia-y-orientacion-educativa.html

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =