¿Somos líderes o trabajamos en soledad?

¿Somos líderes o trabajamos en soledad?

 

El trabajo en equipo se utiliza tanto en el ámbito escolar como en el laboral. Todo líder deberá tener unas características comunes, independientemente del ámbito donde se aplique y actúe. Todo líder deberá mirar por los intereses comunes del grupo, eso es lo primero. A esta característica se irán sumando otras tan importantes como esta.

Al trabajar con varias personas lo más importante es la comunicación, que deberá ser fluida y extensa, sin dejar mensajes en manos de intermediarios que medien ante las situaciones que se pueden presentar al trabajar en equipo.

Todos los miembros del grupo deberán  asumir el compromiso de conseguir  las metas y objetivos propuestos. Esto implica abandonar el hábito individualista de creer sólo en el resultado del esfuerzo propio, esto requiere tener la suficiente confianza en  los demás compañeros de equipo, en sus capacidades y habilidades. Creer que, al igual que uno, ellos están comprometidos con los objetivos de la organización y trabajan eficazmente por alcanzarlos.

No siempre se entiende de manera clara y correcta lo que es un líder y lo que significa trabajar en equipo. Si el líder es el jefe, corre el peligro de no motivar de manera adecuada a sus empleados. En cambio, si el líder es un trabajador, se le podrá tachar de ‘aprovechado’, de ser el líder por propio interés y no por el de los demás.

Ser líder no es tarea sencilla. Si esta situación la trasladamos al ámbito escolar, se complica aún mas. Los niños son más lideres ‘innatos’ que los adultos, pero tampoco es sencillo ser líder en una clase. Al igual que ocurre con los adultos, al menor se le recriminará no velar por los intereses comunes y sí por los suyos individuales.

 

Las empresas saben que no basta con tener claro quiénes son y qué principios deben regir sus actos para alcanzar ciertos objetivos, sino que saben que, para poder crecer en todos los sentidos, tienen que tener una imagen definida de lo que quieren llegar a ser en el futuro y para ello deben establecer un conjunto de acciones que repercutirán en sus  clientes. Hay muy pocas empresas que empleen estos conceptos para fortalecer su liderazgo y consolidar el trabajo en equipo.

El trabajo en equipo no es un formato muy utilizado en el ámbito escolar, donde se tiende a fomentar más el individualismo, que no es nada beneficioso para los estudiantes puesto que fomenta la competitividad, vista esta como algo negativo.

La calidad de nuestras escuelas depende en gran medida de la competencia, dedicación y estilo de liderazgo del equipo directivo. El líder deberá desarrollar unas buenas estrategias para lograrlo. De no ser así, nunca conseguirá completar los objetivos marcados.

 

*Aucal Business School oferta el máster en Trabajo Social, en colaboración con la universidad Antonio de Nebrija. Esta formación dota al alumno de la formación teórico-práctica necesaria para ejercer su actividad como profesional en el campo de la prestación de servicios a la comunidad, a colectivos dependientes y a ONGs. Asimismo, el alumno también adquirirá los conocimientos necesarios para llevar a cabo la gestión de empresas prestadoras de servicios. La formación tiene una duración de 9 meses en modalidad online.

 

¿ Cómo lograrías inculcar un espíritu de trabajo en equipo en nuestras escuelas?

¿ Para trabajar en equipo deberá existir un líder o todos los miembros podrán cumplir con la finalidad de este?

 

 

 

Más información

Colegio Jesuitas: la importancia de trabajar en equipo

Cuáles son las competencias más demandadas por las empresas en el mercado laboral

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =