Violencia contra la Mujer

En la mayoría de casos las víctimas de violencia de genero no denuncian por miedo; no por falta de ganas o porque la agresión no fuera tan grave o por desconocimiento. No por nada de eso, sino por miedo a que su agresor no sea encarcelado, que vuelva a por ellas y acabe lo que no pudo en su día. Las leyes a veces amparan a los delincuentes y las víctimas se hayan desprotegidas. Y repudiados, porque muchas veces vecinos y familiares se convierten en jueces de algo que ni han vivido ni han visto.

Si la víctima no denuncia no hay nada que hacer, por muchas pruebas y testimonios que existan; se ha avanzado mucho en el tema, porque hasta hace bien poco, allá por los años 70, si la mujer abandonaba el domicilio conyugal se le obligaba a volver, ya que existía una ley que apoyaba esta medida, por lo que daba igual lo que el marido hubiera hecho porque estaba en su derecho. Hoy en día esa ley no existe, pero están las leyes “de la calle”, las críticas que hacen los demás, que al final muchas veces resulta igual o peor.

igualdad social

En nuestra sociedad cada vez las mujeres son más independientes, la mayoría trabaja fuera de casa, por lo que el dinero en principio no sería un problema a la hora de separarse. La cosa cambia cuando hay niños, no se quiere romper la unidad familiar, cuando es mucho peor que la situación continúe, puesto que los menores están viviendo un ambiente poco propicio para su desarrollo.

Pero la violencia no es ejercida tan solo de los maridos hacia las mujeres, la violencia contra las mujeres es un realidad, las violaciones y ataques a mujeres son a diario, en distintas partes del mundo. Hay países donde a los hombres se les está permitido maltratar  las mujeres sin ningún motivo, porque si, porque así lo han decidido. Mujeres que mueren lapidadas, a golpes, humilladas… En los países musulmanes las mujeres apenas tiene derechos, y sin posibilidad de denunciar, lo que hace la situación mucho más insoportable. No pueden tampoco irse, porqué serian buscadas y las consecuencias no se harían esperar.  Se está luchando mucho por los derechos de las mujeres, pero en esos países queda mucho por hacer, pero no se conseguirá nada mientras los gobiernos y la mentalidad no cambie.

Interviniendo desde la educación se podría hacer mucho, educar en una cultura de igualdad y de derechos, enseñando no tan solo en los colegios, sino también en casa.

Aucal apuesta por el conocimiento, y los profesionales que se dedican a ver estas situaciones están conscientes de lo difícil que es enfrentarlas. La formación en Técnico Superior en Mediación Familiar, es uno de los muchos cursos que puedes tomar para que tengas las herramientas necesarias en llevar a cabo un proceso exitoso en  la búsqueda de la solución para la víctima.

Y es que quedan muchos peldaños por subir en una escalera que en ocasiones se hace muy cuesta arriba.

¿Deberían cambiar las leyes y la manera de pensar, o las dos?

¿Son las leyes los suficientemente duras con los maltratadores?

 

MÁS INFORMACION:

  • La mejor salida para escapar de la violencia de género: https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-11-25/violencia-de-genero-empleo-maltrato-fundacion-integra_1294443/

 

2 comentarios

  1. Los paises que aún justifican la violencia contra la mujer, se han quedado en la época de las cavernas y del machismo. Esos hombres necesitan golpear a la mujer para sentirse “machos” entre sus pares. Son personas inseguras de sí mismos, sin criterio formado y lo que es peor sin empatía.

    1. Así es Viviana, compartimos absolutamente tu opinión. Lamentablemente en algunas religiones o países, a la mujer todavía se le mira en menos o lo que es peor, como un objeto. Queda mucho camino por recorrer para llegar a una sociedad justa para todos. Te enviamos un abrazo.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − uno =