¿Cómo afrontar el tratamiento nutricional del hipotiroidismo?

Lo primero que voy a intentar hacer es acercar los términos relacionados.

El hipotiroidismo se produce cuando la glándula tiroides no produce las suficientes hormonas tiroideas necesarias para su normal funcionamiento, es decir, la persona que lo padezca tiene bajos los niveles producidos por estas hormonas provocando dicha enfermedad.

En la mayoría de los casos el hipotiroidismo es crónico, se puede regular y tener controlado (subidas y bajadas de las hormonas y dosis de medicación), pero es complicado que desaparezca.

Las hormonas tiroideas son las encargadas de producir a su vez las hormonas encargadas de controlar y dosificar la manera con que cada célula del cuerpo humano utiliza la energía. A su vez, el hipotálamo y la glándula pituitaria (ubicadas en el cerebro) son las encargadas de controlar las hormonas del tiroides. El tiroides se encuentra en el cuello

A veces, para detectar que una persona padece hipotiroidismo, basta con mirar su cuello, se detecta físicamente ya que al tener un tiroides más grande de lo habitual y por lo tanto el cuello se encuentra más inflamado de lo habitual.

El hipotiroidismo suele acompañarse de fatiga, cansancio, caída del cabello, estreñimiento, somnolencia y, aunque no existe una relación causa-efecto demostrada, sobrepeso u obesidad.

Causas del hipotiroidismo

Las causas del hipotiroidismo son diversas y las principales son:

– El propio sistema inmunitario ataca a todo tipo de células y hormonas, entre ellas el tiroides.

– Infecciones respiratorias que atacan a la garganta como por ejemplo, resfriados, dolores de garganta, pus…

– La radiación o tratamiento propios de algún tipo de cáncer que provocan variaciones en el sistema inmunitario de la persona.

Sin olvidar  los hábitos rutinarios de la persona y los excesos, como por ejemplo, el abuso del alcohol, drogas, tabaco, la mala alimentación e incluso la ingesta de medicamentos que producen como efecto secundario el trastorno de las hormonas tiroideas.

Tratamiento para el hipotiroidismo

El tratamiento del hipotiroidismo consiste en la administración de hormonas tiroideas por vía oral, y debe ser controlado periódicamente por el médico endocrino.

Nos centraremos en el tratamiento nutricional

Primero vamos a ver los alimentos vegetales que no son considerados adecuados para esta patología, ya sea porque interfieren en la correcta absorción del yodo, o porque afectan en el tratamiento con medicación, y por esa razón son también llamados antagonistas. Como siempre especial cuidado para personas con dietas muy restrictivas (veganos, alérgicos, etc.) o personas con otras patólogias.

  • Brócoli, coliflor, coles y crucíferas en general
  • Legumbres (alubias, soja)
  • Semillas de lino o linaza
  • Maíz
  • Cítricos (naranja, limón, lima).
  • Nabo
  • Mostaza
  • Melón
  • Aguacate

Los alimentos recomendables son la sal yodada, el membrillo, el ajo, las algas marinas, el pescado, las uvas frescas, los rábanos y las peras.

Es imprescindible realizar una alimentación equilibrada y variada, es decir que cada día se ha de comer alimentos de todos los grupos: lácteos, verdura cruda y cocida, fruta, alimentos proteicos (carne, pescado y huevos), cereales y féculas (pan, patatas, arroz, legumbres, pasta, etc.), además de controlar los alimentos grasos (aceites y grasas animales).

Se debe realizar 4 o 5 comidas al día poco abundantes y evitar picar entre ellas. Tampoco es conveniente saltarse ninguna comida principal.

Utilizar formas de elaboración poco grasas, como la plancha, el horno, el hervido, el vapor o el papillote. Evitar fritos, rebozados, guisos, empanados y conservas en aceite.

Se debe evitar alimentos ricos en grasa, azúcares y calorías.

Potenciar alimentos ricos en fibra y pobres en grasas.

¿Sabías los especiales cuidados que hay que tomar cuando tienes hipotiroidismo?

¿Si tienes Hipotiroidismo, qué crees que fue la real causa de esta enfermedad?

 

Formación relacionada
Máster en Nutrición, te especializarás en un área profesional en la que se está produciendo un incremento de la demanda de este tipo de profesionales, debido a la actual problemática de la alimentación y del tratamiento especial para algunas patologías como la vista en este artículo.

 

 

Acerca del Autor….
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos, Máster Mujeres y Salud; y Máster Superior Prevención Riesgos Laborales Higiene Industrial, Ergonomía y Seguridad.
Desde hace 17 años desarrolla su carrera profesional como consultor Alimentario y Nutricionista de centros asistenciales, Profesora del Máster de Dietética y Nutrición de Aucal Business School.
LlinkedIn: https://www.linkedin.com/elena-somolinos
Correo: elenasomolinos@aucal.edu

2 comentarios

  1. Lo de los alimentos no lo había escuchado nunca. Me parece interesante.
    La causa de mi hipotiroidismo fue un trauma emocional, muy fuerte. No supe reaccionar y me debilité. Y mi sistema inmune me atacó. Es mi forma de explicarlo, porque sé que fue emocional. Hay un libro que explica muy bien las causas de las enfermedades a nivel sicológico y se llama ” La enfermedad como camino”

    1. Gracias Viviana por tu comentario, y efectivamente, pueden haber muchas causas y te agradezco nos enviaras esa recomendación de libro, trataremos de leerlo. En esta entrada solo tratamos de transmitir una recomendación desde el punto de vista nutricional pero no una solución a esta patología, solo una manera de mitigar algunos síntomas asociados a esta enfermedad. Esperamos que tengas controlado tu Hipotiroidismo y que puedas cuidarte en el tema de la alimentación. Te enviamos un abrazo. Saludos

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

5 × cinco =