¿Qué es el Semáforo de la Alimentación?

Todos sabemos que, aunque nada es bueno en exceso, hay algunos alimentos cuyo consumo es más beneficioso que el de otros. Es decir, que hay algunos productos con los que podemos permitirnos el ‘lujo’ de comerlos en mayor cantidad que algunos otros.

Este artículo nos entregará en profundidad acerca de la información reflejada en el etiquetado de cada alimento que compramos en el comercio, y cómo debe influirnos esta información para tomar una correcta decisión acerca de lo que es bueno o no para nuestro cuerpo.

Dicen que es suficiente con tres colores para poder discernir si optar por comprar o consumir un alimento u otro. ¿Pero está preparada la población general para decidir sobre tal elección? Muchas son las quejas acerca de lo que puede entenderse en el etiquetado nutricional.

Hay varios aspectos a tener en cuenta en este sentido. Primeramente, el tamaño de la letra, que resulta minúscula para poder visualizarla correctamente. Los ingredientes, el origen del producto, su fecha de caducidad, la composición nutricional o las alegaciones nutricionales son parte de la información de un producto envasado que, en tan poco espacio, ofrecen tanta información para el consumidor.

Cada día hay más personas con patologías de base nutricional y es por ello que deben prestar especial atención a su alimentación, haciéndolo mediante la información nutricional presentada en los productos y, más especialmente, los pacientes con alergias o intolerancias alimentarias.

¿Y cuál es la solución?

Por ello surgió el semáforo nutricional, diseñado por la Food Standard Agency del Reino Unido, para mejorar el entendimiento del etiquetado nutricional en alimentos industrializados. El método consiste en asignar un color del semáforo (rojo, amarillo o verde) a cada nutriente, como las calorías, los azúcares, la grasa, la grasa saturada y la sal, correspondiente a una ración de consumo. Así, de un simple vistazo nos permite visualizarlo más fácilmente.

Mediante cifras situadas debajo de cada nutriente se indica el porcentaje que resulta ser la cantidad del nutriente respecto a la ingesta recomendada para una persona adulta al día. Estos nutrientes son los que requieren de un mayor control debido al aumento de sobrepeso u obesidad, la diabetes, los problemas cardiovasculares a consecuencia de un aumento de grasas saturadas, la hipertensión o el síndrome metabólico, entre otros.

¿Qué significa cada color?

El color rojo se usa cuando el alimento proporciona una cantidad excesiva de un nutriente por lo que deberá consumirse muy esporádicamente y moderando su consumo. El color amarillo, por su parte, significa ‘precaución’ y refleja que el alimento contiene una cantidad intermedia de un nutriente. Si el consumidor padece de alguna patología, por ejemplo, una hipercolesterolemia, deberá vigilar el consumo de las grasas. El color verde representa la opción más saludable, con niveles adecuados para mantener una alimentación equilibrada.

semaforo nutricional

 

 

 

semaforo-nut

 

A pesar de las nuevas directrices en materia de etiquetado, será obligatorio incorporar la información nutricional al envase a partir del 13 de diciembre de 2016, aunque muchas empresas alimentarias ya lo cumplen de forma voluntaria. Muchas otras, de momento, están omitiendo dicha información tan valiosa para la nutrición del consumidor final.

Si se realiza una declaración nutricional o de propiedades saludables o se trata de alimentos enriquecidos, es obligatorio mostrar la información nutricional de acuerdo con lo establecido en el reglamento sobre información alimentaria facilitada al consumidor.

El semáforo nutricional permite visualizar la información de manera clara y sencilla a cualquier grupo de población, inclina al consumidor hacia una alimentación más saludable y aprende a combinar los alimentos intentando adquirir una alimentación equilibrada. Pero el problema radica en una serie de alimentos, como el aceite de oliva virgen, que es un alimento con un porcentaje elevado de grasa, pero resulta ser una grasa saludable.

Así que conviene informar a la población y qué mejor profesional que un dietista-nutricionista en cualquiera de sus ámbitos. En Aucal formamos a las personas para que puedan adquirir unas bases que le permitan diseñar intervenciones nutricionales y concienciarse acerca del carácter preventivo que una nutrición óptima tiene sobre la salud. Todo ello gracias a nuestros programas formativos del Área de dietética y nutrición.

 

¿Te resulta útil el semáforo nutricional a la hora de elegir un producto u otro?

¿Crees que estamos lo suficientemente informados como para realizar la compra lo más saludable posible?

Información relacionada

España rechaza el “semáforo nutricional” porque puede inducir a confusión.

 

3 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

uno + 17 =