Las razones de la desmotivación en el aprendizaje

Las razones de la desmotivación en el aprendizaje

¿Cómo se debe motivar a los alumnos por parte de los profesores?, ¿la educación debe desarrollarse únicamente en el aula o debe integrarse en todos los ámbitos en los que interactúa el menor?, ¿quiénes son los responsables del proceso educativo: los padres, los profesores o el propio estudiante?

En Aucal Business School estamos plenamente concienciados con la mejora de la enseñanza y por ello creemos que esta entrada suponga una reflexión sobre los problemas que tiene en la actualidad la educación y cómo se pueden solucionar con un trabajo en conjunto de toda la comunidad educativa y del entorno del estudiante.

Es un debate muy común en los medios de comunicación, la desmotivación de los alumnos, existe gran cantidad de posturas al respecto; la de los padres que le echan la culpa a la escuela y a los profesores porque los alumnos se desmotivan con facilidad,  la de los profesores que achacan todo mal a ” estos padres modernos ” que no saben imprimir la autoridad, y la de los propios alumnos que consideran que se les exige demasiado y no se les da ningún margen de error. Ninguno tiene razón y todos la tienen. Porque la Educación es un trabajo común de todos los implicados, como una crianza compartida, en la que todos tienen que esforzarse para lograr unos resultados satisfactorios y que facilita un aprendizaje mutuo.

Hay muchos otros factores que influyen y que se deben tener en cuenta: los cambios sociales que se están experimentando en la actualidad, los medios de comunicación siempre tan criticados porque no ayudan en el proceso educativo, y como factor más novedoso, la tecnología, el abuso de los aparatos tecnológicos  por parte de los menores y de sus progenitores tampoco ayuda a facilitar un cambio positivo. La auténtica realidad es que los niños actualmente no consideran útil acudir a la escuela ni el esfuerzo de comprender.

Las razones de la desmotivación en el aprendizaje
Las razones de la desmotivación en el aprendizaje

Se desmotivan por falta de estímulos suficientes en el aula; en las programaciones curriculares  no siempre se tienen en cuenta sus propios intereses, y el proceso educativo es rígido, con poco margen de maniobra, sigue más centrado en la enseñanza y el profesorado que en el aprendizaje individualizado y en el alumnado. La implicación del estudiante se logra conectando las enseñanzas con la vida de los niños, acercando los contenidos curriculares a sus intereses, a su día a día. En las aulas aprenden ecuaciones y operaciones matemáticas que quizás nunca utilicen en su vida, pero si van a tener que organizar en algún momento una lista de la compra. Aspectos reales que se observan como irreales. Quizá necesiten menos aspectos intelectuales, y se potencien las relaciones interpersonales, comunicación, pensamiento crítico, creatividad o imaginación.

La educación es un servicio público, que todos utilizamos en nuestras vidas, y que se transforma en una herramienta poderosa para la sobrevivencia. Desde hace tiempo son muchas las voces críticas de profesores y expertos en educación que piden que se implanten en las aulas el poder trabajar por proyectos, evitando la rigidez que marcan los contenidos curriculares actuales y que sean los propios alumnos los que se impliquen en su aprendizaje, propiciando su automotivación a diario. En la realidad hay pocos colegios y profesores que sigan esta metodología; los que la utilizan obtienen muy buenos resultados, tanto académicos como de satisfacción personal.

Con referencia a todo esto, decir que también hay profesores que opinan que se les proporciona contenidos no adaptados a su proceso madurativo y de aprendizaje; a un niño no se le puede enseñar a hacer divisiones si no sabe sumar; nos estamos saltando el proceso lógico de desarrollo y ese es uno de los principales errores que se deben solucionar.

¿Eres profesor, monitor de ocio y tiempo libre u orientador educativo?,  ¿estás preocupado por la desmotivación que tienen los estudiantes en su proceso de aprendizaje? Aucal recomienda el Máster en Orientación Educativa y Psicopedagogía, una titulación de Fundación Aucal, que te permitirá conocer en profundidad las necesidades y preocupaciones de tus alumnos, ayudándoles a mejorar su motivación y sus resultados académicos.

¿Se deberían modificar los contenidos curriculares de la escuela?

¿Los alumnos están desmotivados o realmente tenemos una generación de jóvenes con pocas ganas de aprender?

Te invitamos a entregar tu comentario de este sensible tema de la sociedad.

INFORMACIÓN RELACIONADA:

Los profesores deben convertirse en entrenadores del aprendizaje

¿Deben los niños hacer deberes en verano?

2 comentarios

  1. La clave para mantener un alumno motivado está en brindarle una serie de estímulos positivos desde un punto de vista integral, así se debe involucrar los padres de familia, las autoridades de la escuela y por supuesto el maestro, también se puede aprovechar las ventajas que ofrece la tecnología a fin de usarla a favor del aprendizaje y no en contra.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 16 =