Ventajas y desventajas de escolarizar a los 3 años

La escolarización obligatoria en nuestro país es de los 6 a los 16 años, eso quiere decir que un niño de menos de 6 años puede estar sin escolarizar sin que ocurra nada. Muchas comunidades autónomas han abierto los plazos de solicitud para pedir colegio, y las comunidades que no lo han hecho lo harán en breve.

Por ello el debate se reabre de nuevo, como todos los años. Hay muchos padres que escolarizan por necesidad, por no poder hacerse cargo de sus hijos mientras ellos trabajan, pero que en algún momento se han planteado no hacerlo hasta la edad obligatoria. Hoy en día existen más alternativas a la escuela tradicional, y esos padres que dudan es el camino que toman, pero que al final y por obligación acaban matriculando  a sus hijos a los 6 años en un centro escolar.

Los padres que optan por otra alternativa a la escuela tradicional alegan la rigidez y obsoletismo de la educación, no respetando el ritmo evolutivo de cada niño, y donde solo importan los resultados académicos, sobrecargando a los niños de muchos contenidos, contenidos poco prácticos la mayoría, para la vida diaria.

En las escuelas alternativas se da más importancia a lo que el alumno quiera aprender, basándose en la teoría de que lo que el niño si no pregunta es porque no le interesa, con lo cual quizás nos era el momento de enseñárselo; se le da más importancia a otros aspectos, a la naturaleza, al juego libre, a fomentar la autonomía del niño, a todo aquel que el alumno pueda manejar, contenidos palpables y con utilidad, no teniendo a los niños un montón de horas sentados, porque al final su escasa atención acaba convirtiéndose en nula atención.

La educación tradicional duda de que un alumno que pase de los 3 a los 6 años en este sistema educativo sea capaz de llegar a 1º de primaria con los mismos contenidos aprendidos que el resto de alumnos escolarizados con 3 años, pudiendo retrasar el ritmo de la clase y necesitando unos apoyos que el resto de alumnos no necesita.

En nuestro país las más conocidas son la pedagogía Waldorf o Montessori, que ya llevan unos años en nuestro país, por lo cual tienen la suficiente solidez  y se ha demostrado su eficacia, puesto que algunos niños han estado toda su vida académica usando estas pedagogías y han accedido a una carrera universitaria o estudios superiores sin ningún problema.

Pero hay gente que va más allá y decide educar a sus hijos en casa, que es otra opción posible, si bien si estos niños quieren tener alguna titulación oficial para cursar estudios superiores deben examinarse de los mismos contenidos que el resto de menores escolarizados. Esta es una opción menos extendida, y que en nuestro país se sigue viendo como “rara”.

Ya hay muchos docentes, que dándose cuenta del descontento general, intenta que el sistema educativo tradicional cambie, empezando por cambiar su manera de dar las clases, las metodologías utilizadas o los contenidos a impartir. Pero tampoco lo tiene fácil, puesto que deben seguir lo establecido, y tiene poca flexibilidad en ese aspecto.

¿Crees que no escolarizar a un niño antes de los 6 años puede ser más perjudicial que beneficioso?

¿El sistema educativo necesitaría un cambio?

MÁS INFORMACIÓN:

Los documentales sobre educación alternativa triunfan en YouTube: http://verne.elpais.com/verne/2015/02/05/articulo/1423157679_708273.html

Argumentos a favor y en contra de las pedagogías alternativas que triunfan: http://cadenaser.com/ser/2017/03/06/sociedad/1488790349_819698.html

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =