8 consejos para el tratamiento nutricional de la hipertrigliceridemia

¿Qué es la hipertrigliceridemia?

La hipertrigliceridemia, conocida comúnmente como tener los niveles de triglicéridos altos, consiste en una elevación anormal del nivel de triglicéridos, que es el principal tipo de grasa que se encuentra en la sangre y formando parte de los alimentos.

Es recomendable mantener sus niveles en rangos normales (por debajo de los 150 mg/dl), ya que los niveles altos se asocian a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y pancreatitis.

Algunos de los aspectos que se incluyen en el tratamiento nutricional para reducir los triglicéridos son los siguientes:  

  1. Un adecuado contenido energético o calórico en la dieta: una de las causas de los altos niveles de triglicéridos es el consumo excesivo de Energía. Los triglicéridos se utilizan como reserva de energía y son almacenados para su uso posterior en las células especializadas para este fin, las células de grasa o  adipocitos. Es importante recordar que la cantidad de Energía, y por lo tanto de alimentos, que necesita cada persona, varía según su edad, sexo, talla, peso, actividad física y estado de salud.
  2. Controlar las grasas saturadas presentes en los alimentos de origen animal (carnes, grasas lácteas, …) y vegetales (aceite de palma y coco).No siempre la grasa es visible, por lo que es recomendable leer detenidamente las etiquetas para valorar su contenido de “grasa total” y “grasa saturada”.
  3. Consumir grasas saludables: monoinsaturadas, como aceites de oliva o poliinsaturadas que se encuentran en pescados azules (atún, sardinas, ..), en aceite de semillas (girasol, soja, …), frutos secos, (nueces, almendras, etc)
  4. Aumentar el consumo de alimentos con fibra y antioxidantes naturales: frutas, verduras, cereales integrales,  legumbres  (lentejas, garbanzos, soja, guisantes, etc), frutos secos y semillas.
  5. Al menos cinco raciones al día de frutas y verduras
  6. Eliminar la ingesta de alcohol. Pequeñas cantidades de alcohol pueden elevar el nivel de triglicéridos significativamente.
  7. Eliminar los azúcares simples (azúcar, repostería, dulces, miel, golosinas, bebidas refrescantes azucaradas y zumos industriales y todas las preparaciones que los contengan azucares simples, especialmente fructosa).

La fructosa es un hidrato de carbono que  aumenta la producción de ácidos grasos en el hígado y estimula que se dé una mayor secreción de triglicéridos, lo que no sólo se relaciona con altos niveles de triglicéridos en sangre, sino también con los casos de hígado graso.

8. No fumar

Para mejorar los niveles de triglicéridos es fundamental optar por estilo de vida saludable, que incluya una dieta adecuada, no fumar y hacer ejercicio regularmente. Además, hay que perder peso en caso de obesidad o sobrepeso y controlar la diabetes si está presente.

Es recomendable consultar a un profesional en nutrición, pues en muchas ocasiones se presentan también patologías como la hipercolesterolemia, hipertensión, entre otras que influyen sustancialmente en el resultado de un tratamiento nutricional.


Formación profesional relacionada

Técnico Superior en Dietética y Nutrición

Fuentes consultadas

https://www.geosalud.com/Nutricion/trigliceridosdieta.htm

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

4 + 20 =