9 consejos nutricionales para la menopausia

La menopausia es una etapa en la mujer muy complicada sobre todo al inicio, por ello fomentar que las mujeres adopten hábitos de vida saludable a través de una alimentación adecuada, la práctica de ejercicio y la supresión de hábitos tóxicos, constituye una de las mejores formas de aceptarla e iniciar este nuevo ciclo de vida en la mujer.

Necesidades nutricionales cuando llega la menopausia

Para afrontar la menopausia con optimismo, bienestar y salud, son necesarios una cierta vigilancia y un cambio de hábitos. Una adecuada alimentación es esencial.

Es necesario tener en cuenta las necesidades nutricionales de esta etapa, por las consecuencias que ésta conlleva:

  • Riesgos de descalcificación ósea
  • Cambios hormonales
  • Aumento de la grasa corporal o cambio en su distribución corporal (aumento en vientre, cintura y caderas).
  • Cambio en el metabolismo de las grasas
  • Aumento de la retención de líquidos
  • Sequedad de piel y mucosas
  • Aumento de la prevalencia de enfermedades (Hipertensión arterial, Diabetes, Enfermedades cardiovasculares, Hipotiroidismo).

La menopausia supone una serie de importantes cambios en la mujer que, además, se acompañan de una gran variedad de manifestaciones, tanto físicas como psicológicas.

Tipo de alimentación para la menopausia

El objetivo de este artículo es poder entregarte las mejores sugerencias sobre cómo cambiar tus hábitos alimenticios para que esta etapa la vivas con calidad y armonía.

Aquí van mis consejos nutricionales:

1.- Dieta variada y basada en productos frescos y de temporada. Evita las comidas preparadas.

2.-Para combatir la pérdida de masa ósea, que se puede combatir mediante un estilo de vida saludable que incluya la práctica regular de actividad física al aire libre y la ingesta diaria de productos lácteos, ricos en calcio y vitamina D.

La vitamina D, se puede obtener a través de la exposición de la piel a la luz solar.  Es LIPOSOLUBLE, por lo que hay que recordar que no siempre lo más saludable son los productos desnatados. Se puede descartar el consumo de lácteos ricos en grasa por hipercolesterolemia, obesidad, etc.

3.- La alimentación debe favorecer el mantenimiento de un peso corporal adecuado, equilibrando la ingesta según la actividad física realizada. Como el gasto disminuye, es recomendable aumentar o mantener la actividad física.

4.- Cuidado con la sal, a la hora de cocinar los platos como en la sal añadida. En caso de dudas revisa el contenido en sal de los alimentos envasados, encontraras grandes sorpresas.

5- Consume alimentos vegetales (ricos en agua, fibra, antioxidantes, vitaminas, minerales, fitoestrógenos). 

Antioxidantes los encontramos en el aceite de oliva y semillas, frutas y verduras frescas.

Fitoestrógenos. Compuestos que se encuentran en los vegetales y ejercen una función en el organismo similar al estrógeno. De ellas, las isoflavonas (como las que se encuentran en la soja (son las más parecidas a los estrógenos producidos por el organismo humano.

6.- Es más recomendable cuidar el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos saturados. Éstos nos los encontramos en (alimentos de origen animal, menos los pescados, aceites de palma, coco, etc.)

7.- Bebe suficiente cantidad de agua, licuados o infusiones. Con la edad puede disminuir la sensación de sed, lo que no significa que el cuerpo no necesite agua. Además, hay que contrarrestar la retención de líquidos.

8.- Cuidado con los alimentos y preparaciones ricas en grasas o azúcares (fast-food, embutidos, dulces, galletas, salsas, etc.)

9- Evita hábitos tóxicos como bebidas alcohólicas, el tabaco o drogas.

Teniendo en cuenta estos consejos, podrás llevar esta etapa de manera más liviana incluso psicológicamente, ya que el ser mujer es un rol de por sí difícil, pero si tenemos nuestra mente positiva y llena de optimismo, podemos superar ésta y otras etapas a las que nos enfrentamos, y la alimentación es esencial para sanar la mente.

¿Qué acción de estas 9 que nombro es la más difícil para ti?

 

 


Formación profesional relacionada

Técnico Superior en Nutrición, proporciona al alumno las bases para poder diseñar intervenciones nutricionales y concienciarle acerca del carácter preventivo que una nutrición equilibrada tiene sobre la salud. Es una titulación propia de la Universidad Antonio de Nebrija y cuenta con una carga lectiva de 300 horas y 12 ECTS.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

5 × uno =