Ideas nuevas para consumir a diario verduras

En la actualidad existe gran variedad de programas televisivos de cocina, libros, platos gastronómicos cocinados por famosos chefs, etc. Ya no hay excusa para no adentrarse en el mundo de la cocina. Uno de los mayores hándicap que refiere la mayoría de las personas es la falta de tiempo y  el aprendizaje para cocinar. Con el equipo de dietistas-nutricionistas de Aucal, esto ya no será problema porque os vamos a dar nuevas recetas para sacar el máximo sabor a esas verduras que nunca habíais probado.

Las verduras son uno de los grupos de alimentos menos consumidos, bien sea por su sabor o por su textura. Os proponemos una serie de técnicas culinarias para cocinarlas y que os sorprenderán gratamente.

¿Te animas a salir de la zona de confort?

Puedes empezar por realizar unos “espaguetis” de verduras con un espiralizador para consumirlo crudo – en forma de ensalada- o salteado.  De esta manera sorprenderás a los más pequeños de la casa y fomentarás su consumo a través de las diferentes formas que le darás a la verdura.

Otra manera de disfrutarlas pueden ser rellenas y gratinadas al horno. Pudiendo saltear las verduritas con arroz o trocitos de pechuga de pollo y rellenar berenjenas, tomates, calabacines espolvoreando queso por encima.

Si tienes una comida o cena con amigos, sal de lo convencional y prepáralos unas empanadillas de verduras cocinadas al horno, crujientes y sabrosas o bien en forma de crepes.

Entrada ya la primavera, en la cabeza de muchos está pendiente la bajada de esos “kilitos” acumulados durante el invierno.  Así que aprovecha los vegetales como parte de tu plan de adelgazamiento, como por ejemplo puedan ser unos zumos o batidos a base de hortalizas.

No pongas las excusas típicas de “me dan gases las verduras”, “me he realizado el test de intolerancia alimentaria y me salen positivas las verduras”, “me provocan distensión abdominal”, “no sé cocinarlas”… Párate a reflexionar si son las verduras las que verdaderamente te sientan mal o por ejemplo es esa comida que te compras en la máquina del trabajo junto con un buen refresco o esa comida preparada de los sábados por la noche, etc.

El consejo es que seamos coherentes y conscientes con nuestros actos y cambiemos ciertos hábitos que verdaderamente sienten mal al cuerpo. Y si presentas constantemente una serie de síntomas, acude a un profesional de la salud.

Los dietistas-nutricionistas no hacen milagros para adelgazar sino que tratan patologías con base nutricional, crean entornos saludables y modifican conductas nutricionales, ¿te parece poco? Empieza cambiando tú, antes de que lo haga tu salud.

Si te interesa formarte en el campo de la alimentación y la nutrición, puedes estudiar con Aucal Business School que imparte el máster en Dietética y Nutrición, en colaboración con la universidad Antonio de Nebrija, que incluye la titulación de Técnico Superior en Dietética y Nutrición. El objetivo principal es poder diseñar intervenciones nutricionales y evaluaciones en el marco del conocimiento de los alimentos y procesos que conducen a su elaboración.

¿Qué tipo de actividades lúdicas propondrías en la escuela para fomentar el consumo de verduras?

Como consumo mayoritario diario, ¿cuál consideras más adecuado para mantener una buena salud, los hidratos de carbono o las verduras y frutas?

Información relacionada

Supermercados de Reino Unido racionan las lechugas españolas

Los nutrientes que pierden las verduras tras su paso por la cocina

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

18 − tres =