La mejor forma de combatir la migraña

Dolores de cabeza profundos son comunes para algunas personas. En este artículo os entregaré sugerencias de cómo disminuir esta desagradable patología llamada migraña.

Hábitos alimentarios para combatir la migraña

Las migrañas están relacionadas en muchas ocasiones con los hábitos alimentarios y las características de los alimentos. Es importante que la persona que padece migrañas controle los siguientes aspectos de la dieta:

  • Realizar como mínimo 3 comidas al día. Las horas que el cuerpo está en ayuno, es decir, entre las comidas, pueden causar bajadas de la glucosa en sangre, lo que a su vez desencadena una serie de reacciones metabólicas que pueden ocasionar el inicio de las migrañas.  En cada comida deben incluirse alimentos con hidratos de carbono de asimilación lenta (cereales como el trigo, arroz, pasta, patatas o legumbres) y pequeñas cantidades de proteínas, para controlar los niveles de glucosa en sangre. Consumir sólo alimentos con azúcares de absorción rápida puede ocasionar bajas de glucosa por la respuesta de insulina que provocan. Es especialmente importante el desayuno, que debe realizarse a primera hora de la mañana para no prolongar en exceso el ayuno nocturno.
  • Evitar las digestiones pesadas. Es aconsejable la moderación en la grasa y en las cantidades de comida. El exceso de grasa conlleva una mayor permanencia de los alimentos en el estómago, una mayor secreción de bilis y un mayor trabajo metabólico para el hígado. Se requiere un gran esfuerzo digestivo. Muchas crisis de migraña se desencadenan por una sobrecarga digestiva.
  • Controlar la ingesta de alcohol. Es frecuente la aparición de migrañas tras la ingesta de alcohol o de una bebida en concreto. La única solución es abstenerse de consumir las bebidas que causen esa cefalea.
  • Suprimir el consumo de alimentos que desencadenan la migraña. Descubrir si el dolor de cabeza aparece tras la ingesta de algún alimento concreto es muy importante para eliminarlo y que estos dolores desaparezcan. Se trata en muchos casos de intolerancia personal específica. Pueden ser alimentos como las cebollas, naranjas, frutos secos, chocolate.

Aditivos alimentarios que favorecen la migraña

Algunos alimentos en cuya elaboración intervienen procesos de fermentación o maduración (quesos, embutidos, vinos, cervezas) contienen sustancias derivadas de los aminoácidos (tiraminas), que son potentes desencadenantes de migrañas. 

  • Disminuir los alimentos con aditivos alimentarios. Los aditivos alimentarios pueden ser el desencadenante de frecuentes migrañas en individuos sensibles a determinados aditivos. En estos casos es importante la revisión del etiquetado del alimento.
    • Los glutamatos (del E-620, al E-625) se puede encontrar en salsas, platos precocinados,, aperitivos, …
    • Los nitritos, (del E-249 al E-252) que se encuentran en preparados cárnicos y embutidos. El óxido nítrico, que se genera tras la ingestión, se comporta como un potente radical libre y un vasodilatador desencadenante de cefaleas.

Por último, conviene valorar el particular efecto que la cafeína que en algunos casos puede aliviar y prevenir la migraña, pero en otros casos puede inducirla o aumentarla. Como en casos anteriores, es importante observar si las migrañas disminuyen o aumentan. Y si existe relación de éstas con cambios en las pautas sobre el consumo de bebidas con cafeína.

¿Sufres de migraña?

¿Has probado cambiar tu dieta diaria de alimentos?


Formación profesional relacionada

Área de nutrición: títulos universitarios en modalidad online. Descubre tu mejor alternativa aquí.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

dos × tres =