técnicas sanas para cocinar

Técnicas sanas para cocinar, pequeño cambio hacia una dieta saludable

En ocasiones, la parte más perjudicial para nuestra dieta se encuentra en el proceso de cocinado más que en el propio alimento. Descubre unas técnicas sanas para cocinar que supondrán el cambio hacia una mejor dieta y por lo tanto, más salud y menos peso.

La dieta, cuestión de decisiones

Dicen que la vida, así como la dieta, se basa en las decisiones que tomamos. Y es que, aunque es difícil controlar factores como los ingredientes que incluyen los alimentos, el proceso de producción y la calidad de los mismos, sí que una mayor conciencia e información en las decisiones es fundamental para controlar mejor los alimentos que consumimos: ya que al final de trata de nuestra mejor medicina.

En este sentido, la forma de cocinar los alimentos puede ser una interesante forma de comenzar a incorporar y aprender una dieta más sana, no solo para perder kilos, que es la consecuencia de una alimentación con los nutrientes adecuados en base a las nuestras necesidades.

Así, las técnicas sanas para cocinar alimentos, no solo ayudar a reducir el porcentaje de grasas saturadas, también conservan mejor los nutrientes y disminuyen la sal necesaria ¿El resultado? Menos kilos y más salud, sin renunciar al sabor de los alimentos.

Con pequeños gestos se puede conseguir un gran cambio. Y por ello, en el artículo de hoy te contamos algunas técnicas más saludables para cocinar; no guardan ninguna dificultad y no te harán renunciar al sabor.

Los beneficios de las técnicas sanas para cocinar

En ocasiones, la parte más perjudicial se encuentra en el proceso de cocinado más que en el propio alimento. Y es que, un vegetal, por ejemplo, perderá sus beneficios si se someten al proceso de fritura…entonces ¿quién puede afirmar que ese vegetal es sano? Como verás, en el proceso de cocinado está la clave; y los beneficios de incorporarlo son los siguientes:

Reducción de grasas saturadas

Las grasas saturadas conforman uno de los mayores peligros para la dieta, las cuales se forman, en gran parte durante el proceso de cocinado. Así, como ejemplo, para una dieta adulta recomendable de 2000 calorías, el porcentaje de grasas saturadas diarias no debería superar el 10% de la dieta (200 calorías-o 22 gramos de grasas saturadas).

En definitiva, las técnicas sanas para cocinar son clave para no añadir grasa innecesaria e incluso ayudar a eliminar/derretir la grasa ya presente en los alimentos

No se pierde el sabor

En ocasiones, lo saludable se relaciona con la falta de sabor: nada más lejos de la realidad, se trata se adaptarse a los nuevos y complejos sabores de una dieta más variada.

Se conservan los nutrientes

El objetivo primordial en la dieta debería basarse en consumir los nutrientes necesarios para mantener la salud. Para ello, nada mejor que conservar aquellos que vienen incorporados y no perderlos en el proceso.

La sal se reduce

Al conservar el sabor original y añadirlo mediante otros métodos, se reduce naturalmente la necesidad de añadir sal.

Estofado

El estofado consiste en primero dorar el alimento en la sartén -con un chorro de aceite -y luego cubrirlo con un poco de líquido, como agua o caldo. Con este líquido de cocción se puede hacer una deliciosa salsa rica en nutrientes.

A la parrilla

Esta técnica, expone los alimentos al calor directo, lo que permite que se derrita la grasa original.

Basta con colocar una rejilla sobre la fuente de calor que permita escurrir la grasa.

Hervir

A la hora de hervir, existen muchas opciones además del agua, también se puede hacer en leche (de vaca, almendra…etc), caldo o vino.  Esto añade un extra de sabor sin necesidad de recurrir a la sal o la grasa.

Asado

Es similar al horneado, pero generalmente a temperaturas más altas, el asado utiliza el calor seco de un horno para cocinar los alimentos. Puede asar alimentos en una bandeja para hornear o en una fuente específica.

técnicas sanas para cocinar

Salteado

El salteado, si la sartén es antiadherente, no necesita aceite. Perfecto para alimentos pequeños y delgados, permite obtener una textura crujiente y dorada.

También se puede terminar de cocinar con otro método como estofado, por ejemplo.

Al vapor

Uno de los métodos más sencillos, basta con colocar los alimentos en una cesta perforada sobre el agua. ¿Quieres ir más allá? Prueba a utilizar un líquido con mucho sabor.

Hoy en día, incluso existen hornos que cocinan al vapor.

Salteado

El salteado cocina rápidamente los alimentos en un wok, sin la necesidad de añadir mucho aceite.

Añadiendo sabor

Opciones como las hierbas frescas, especias, vinagretas o vegetales deshidratados añaden un extra de sabor sobre los métodos arriba descritos. La combinación depende de la creatividad.

En definitiva, existe una gran variedad de técnicas sanas para cocinar y sencillas que te llevarán hacia una dieta que te aportará más salud, vitalidad y la posibilidad de descubrir nuevos sabores; ya que de eso se trata ¿no crees?

Formación para llegar a más personas

Como verás ,aún queda mucho por hacer en el terreno de la nutrición y la dietética, y para ello, es necesario contar con una corriente de profesionales formados en los retos actuales de la nutrición para que informen a las personas de que los pequeños cambios como el modo de cocinar, pueden hacer una gran diferencia.

¿Te interesan las nuevas corrientes en dietas saludables? ¿Quieres conocer cómo mejorar la alimentación de las personas?

Si te gustaría participar en el mayor reto de nuestro tiempo: ayudar a las personas a comer una dieta saludable y adaptada a sus necesidades, entonces el máster en Nutrición y Diétetica, es para ti

Una formación que aúna las dos ramas de conocimiento de la ciencia que estudia nuestra relación con los alimentos y que responde a la pregunta qué es la nutrición.

Una doble titulación en colaboración con la Universidad Antonio de Nebrija que te prepara para afrontar los nuevos retos en nutrición y en base a ello, desarrollar una dieta personalizada acorde con los principios científicos de la nutrición, fisiología, anatomía y dietoterapia.

Webgrafía

https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/in-depth/healthy-cooking/art-20049346?p=1

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

18 − 5 =