aulas

Diseño y estructura del aula: la necesidad de modificar los espacios educativos

Actualmente, la forma de enseñar está sufriendo cambios importantes por la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos, y estas reformas también han llegado a la estructuración de las aulas, buscando la manera de favorecer el aprendizaje de todos los estudiantes.

Filas mirando hacia la pizarra

La estructura más común durante décadas, y que aún se usa en la mayoría de las escuelas, son las filas de mesas y sillas mirando la pizarra y los alumnos mirando las cabezas de sus compañeros. La verdad es que antes, muchos no nos cuestionábamos este diseño, ya que creíamos que era una forma ordenada de mantener a los alumnos en sus lugares y que su atención se fijara en el profesor que estaba al frente. Hoy, gracias a numerosos estudios, sobre todo de la Neurociencia, nos damos cuenta que este diseño no aporta a la buena enseñanza, sobre todo en la escuela del siglo XXI.

Creo que este diseño limita totalmente la interacción de los niños en el aula, dificulta la participación de estos en las actividades, sobre todo de aquellos que están al final de las filas, favorece la selección de los niños al distribuirlos por los puestos, ya que muchas veces se dejan atrás a aquellos alumnos catalogados de desordenados para que no interrumpan las clases. Además, no permite la incorporación de nuevas metodologías de enseñanza activa que necesitan la modificación de los espacios. Las aulas pequeñas y la cantidad de alumnos por sala, son otra dificultad que limitan las modificaciones que se pueden realizar en las escuelas.

La innovación de las aulas

Al saber que esta estructura no favorece el aprendizaje, las escuelas deben generar los cambios orientados a la mejora de las prácticas pedagógicas y a la atención a la diversidad.

Con la transformación de las comunicaciones y la llegada de las tecnologías, la innovación educativa debe realizarse en las aulas, adaptarse a los nuevos tiempos y dejar de lado la estructura obsoleta. Estos cambios deben ser dirigidos por la autoridad educacional y por los directivos de las escuelas, ya que requieren de una planificación efectiva, en donde los docentes deben tener la cooperación de los demás agentes involucrados.

Una de las innovaciones necesarias, es la modificación del diseño y la estructura de la sala de clases, en donde exista la flexibilidad de adaptar el espacio según las actividades que se quieran realizar. Hoy, los niños aprenden no solo de escuchar al docente, sino de trabajar entre ellos, a través de proyectos, de la co- enseñanza, de investigar, del trabajo colaborativo, del hacer, de las TICs, de videos, de presentaciones, y muchos otros recursos.

Los espacios estáticos no colaboran para despertar el interés de los alumnos. El aprendizaje es un proceso activo. Aprendemos más haciendo que viendo o escuchando. Recordamos mucho más el conocimiento que usamos en la práctica.

El aula constituye un instrumento muy valioso para el aprendizaje y es un elemento a tener en cuenta en el desarrollo y gestión de la actividad didáctica. Si el alumno es el centro del aprendizaje y el profesor toma el rol de mediador, un aula con la estructura de filas no tiene sentido.

El concepto que se plantea y que se requiere hoy es el de “aula flexible”, que permita agrupaciones múltiples, distintos usos y metodologías variadas. Claramente esto requiere recursos, pero estas modificaciones se pueden realizar paulatinamente, acorde a la realidad de cada establecimiento educacional. Además, siempre se puede realizar algún cambio, aunque sea pequeño, con voluntad y creatividad; esto permitiría que el docente pueda adecuar el aula para algunas actividades y así utilizar metodologías diversas.

La organización del aula no es una cuestión estética, ni tan solo meramente práctica o funcional. La forma en la que se distribuyan los pupitres condiciona completamente el tipo de relación que se establece entre maestros y alumnos, entre los mismos estudiantes y entre ellos y el aprendizaje.

La forma en que deberá estar distribuido el mobiliario en el aula, orientados los pupitres o ubicado el profesor  dependerá, entonces, de la metodología didáctica que se use, pero también de la jerarquía relacional y social que se persiga.


Enlaces utilizados:

http://www.aikaeducacion.com/tendencias/diseno-se-cuela-las-aulas/

https://www.infobae.com/educacion/2021/08/18/por-que-es-necesario-cambiar-el-diseno-de-las-aulas/


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-psicopedagogia-y-orientacion-educativa.

 

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece − 4 =