Hablemos de drogadicción

La drogadicción es en realidad un fenómeno muy antiguo, que en nuestros días se ha manifestado intensa y masivamente. Se observa en todas las edades y en todos los grupos socioeconómicos; pero, según se ha visto el abuso de los fármacos perjudica enormemente la economía y la salud de los adictos, induciéndolos a cometer delitos por la necesidad de obtener la sustancia a la que es adicto, ya sea robando o vendiendo la drogas o incitando a otros que no la han probado.

Drogadicción

El abuso de las drogas sólo puede brindar un “escape temporal” del mundo. Los riesgos son grandes y los resultados pueden ser fatales.

La prevención es fundamental, en los colegios, en casa, en la sociedad en general, y esta debe ser integral, con protocolos de detección precoz que cuenten con la implicación de todos los agentes sociales e invirtiendo en la formación y capacitación profesional. Así conseguiremos que la prevención dé una respuesta eficaz a las diferentes realidades, teniendo en cuenta la perspectiva intercultural y de género.

Cuando una persona es ya adicta a las drogas es porque la prevención o ha fallado o no se ha aplicado, es cuando ya se tiene que empezar a tratar como una enfermedad médica, con soluciones a estos niveles y no a otros.

No son un problema psicológico o moral

Nuestra cultura y modo de vida hacen que se promueva de algún modo el consumo de alcohol, fiestas o reuniones familiares son la excusa perfecta para ello, sin pensar en las graves consecuencias que estas decisiones pueden tener en un futuro.

El ambiente laboral también se debería de analizar, puesto que existen profesiones de alto riesgo. Aquí podríamos realizar un análisis más amplio, podríamos hablar de aquellas profesiones  que están en mayor contacto con sustancias químicas, así como aquellas que tienen situaciones sociales en las que le ofrecen alcohol frecuentemente o aquellas otras donde no existen unos horarios estructurados.

Las drogas por sí mismas no son ni buenas ni malas. Más bien deberíamos hablar de relaciones buenas o malas con las drogas. Pero lo que hay que tener claro siempre, es que el consumo de drogas mata neuronas, no en el sentido literal, sí las daña y causa problemas de comunicación entre las neuronas, pero no las destruye físicamente.

Cada día existe mas información y la sociedad parece que esta mas concienciada, pero aún así algo sigue fallando, puesto que siguen existiendo drogas y gente dispuesta a consumirlas. Para saber dónde está el error se debería hacer un análisis más completo, implicando a agentes sociales y educativos.

¿Qué falla en el consumo de drogas, la prevención o la manera de enfocar la situación?

¿ Hay suficiente información sobre consumo de drogas?


Una forma de aportar a la sociedad, es siendo un profesional al servicio de la sociedad. Te invitamos a participar de nuestro curso Máster en Trabajo Social, dictado por nuestro Centro de Formación Aucal.

Este Máster de Doble Titulación, por un lado el Máster en Trabajo Social otorgado por Fundación Aucal y por otro lado el Título de la Universidad Antonio de Nebrija de Técnico Superior en Servicios Sociocomunitarios, te prepara para especializarte en la evaluación de las necesidades sociales.

El objetivo principal de nuestro Máster en Trabajo Social, es preparar al alumno en forma integral y a conciencia, con respecto al servicio comunitario y sus necesidades. Será un profesional íntegro y dedicado por vocación a su labor social.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =