El peligro de las redes sociales

El real peligro de las redes sociales

Con el avance de la tecnología, los padres deben estar atentos al acceso que tienen los niños a internet y a las redes sociales. El control parental es clave a la hora de dejar que nuestros hijos tengan acceso a las redes sociales. Es muy importante cuidar la privacidad de nuestros niños, ya que si son menores no saben muy bien lo que hacen.

¿por qué son peligrosas las redes sociales?

En una sociedad totalmente tecnológica, donde exponemos nuestra vida en las redes sociales continuamente, con fotos y con todo tipo de pistas de qué hacemos a cada minuto del día, no somos conscientes de los peligros que conllevan esta exposición, y quizás para nosotros como adultos no tanto, pero sí para los niños, testigos mudos de un afán desmedido por secuenciar cada segundo en las redes sociales. Puede que a los niños les haga gracia posar para las fotos, con la ilusión de que luego irán a Internet donde todo el mundo podrá ver lo bien que han quedado; pero en otras muchas ocasiones son los adultos quienes se encargan de poner fotos sin el consentimiento del menor, sin pensar que eso será una huella digital de por vida. Y es que estamos dando demasiadas pistas de su vida a terceros, datos innecesarios, sin saber qué utilidad pueden tener en manos ajenas.

Muchos menores cuentan con cuenta propia en alguna red social, creada por sus padres con el único fin de presumir de las gracias del menor, lo cual resulta cuanto menos preocupante, puesto que son los propios progenitores quienes exponen a su hijo en las redes sociales. Por ello, es conveniente “blindar” esas cuentas para que tan solo puedan tener acceso a  esos datos y esa fotografías unos pocos que nosotros escojamos.

Convivir con los avances tecnológicos

Ya existen países donde existen sentencias de condena a padres que han colgado fotos de sus hijos menores sin el consentimiento de estos, porque al fin y al cabo es su cuerpo y su persona, son ellos los que deben decidir. Curioso resulta además aquellos casos en los cuales el menor llega a la adolescencia y manejando ya sus redes sociales quiere colgar fotos que sus padres no consideran que sean apropiadas, no logrando encontrar un argumento coherente para prohibírselo cuando han puesto fotos suyas desde que nacieron; la excusa de “yo sí, porque soy el adulto, y tú no” no tendría mucho sentido entonces.

Convivir con los avances tecnológicos

Tenemos que aprender a convivir con tantos avances, pero siempre sin perder el sentido de lo realmente importante, no olvidando que los amigos que podamos tener en las redes sociales no son realmente tal, sino simplemente gente a la cual conocemos y que no nos importa tenerla ahí; pero ni le interesa nuestra vida ni tenemos que hacerlos partícipes de ella.

Porque lo que está en Internet en Internet se queda, aunque lo borremos o intentemos que desaparezca, la huella que deja es para siempre. Se trata de no hacer en el mundo digital lo que no haríamos en el mundo físico, así de simple.

¿Hay demasiada exposición de los menores en las redes sociales?

¿Somos conscientes de los riesgos de mostrar nuestro día a día en Internet?


El área social es un sector muy relevante para la formación profesional, si quieres seguir tu vocación inicia tus estudios de la mano de este Máster en Psicopedagogía, que te da la especialización necesaria para el asesoramiento pedagógico de las diferentes etapas hasta la adolescencia. Serás capaz de realizar planes de intervención para tratar cualquier anomalía y prevenir situaciones de maltrato o bullying, drogodependencia… A la vez que se fomenta valores esenciales como  la convivencia y la disciplina, además de una orientación educativa y profesional.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − Nueve =