obsesión por las notas

Obsesión por las notas: origen de frustraciones e impedimento para el verdadero aprendizaje

Conseguir la nota más alta para ser el mejor parece ser el objetivo de muchos alumnos. Y si no es su objetivo principal, es el de sus padres. Aún persiste la falsa creencia que quienes consiguen buenos resultados académico son los mejores.

Un número que deja muchos aspectos esenciales de lado

Las calificaciones académicas pocas veces evalúan cualidades como la creatividad, el liderazgo y la capacidad de trabajar en equipo, o la inteligencia social, emocional y política.

Es verdad que los alumnos que siempre obtienen las notas más altas son capaces de retener la información y expresarla en los exámenes.

Sin embargo, el éxito profesional a menudo no tiene que ver con encontrar la solución adecuada para un problema, sino con encontrar el problema adecuado para darle una solución.

La escuela no enseña las cosas mas básicas de la vida, no preparan para la vida real, la mayoría de veces son contenidos vacíos de realidad, puesto que la mayoría no serán utilizados en la práctica nunca.

Volver al aprendizaje y no a la competición

El colegio no debería ser una competición, como si una carrera de fondo se tratara, debería ser una época tranquila, de emociones y descubrimientos, de juegos y alegrías.

La infancia de los niños vuelve, se vive tan solo una vez, cualquier intento de volver a ella será un simple espejismo, no una realidad palpable.

Por no hablar de que cada etapa se debe de vivir en el momento adecuado, nunca antes ni después.

Querer llenar la cabeza de los niños con contenidos demasiados avanzados para la edad que tienen es altamente perjudicial.

Aún no están preparados para ello, su nivel de madurez no es el suficiente, y lo único que se conseguirá será crearles un nivel extremo de estrés y ansiedad, puesto que observaran que no son capaces de obtener la calificación que se espera de ellos.

notas

El principal objetivo educativo que se deberían de plantear los educadores y los padres es que los alumnos alcancen la mayor plenitud humana posible en todos los órdenes de su vida y además de manera equilibrada.

Sería interesante que  el amor de los padres, o de las personas allegadas, no estuviera relacionado con el mayor o menor rendimiento en cualquier aspecto de la vida del alumno, incluido, por supuesto, el académico. Si no es trasmitido de esta manera tan clara el menor notará que con cada fallo académico, estará defraudando a sus padres.

Es necesario dejar de asociar sacar buena notas con ser más listo y mejor en todo, este mensaje no es el correcto, y como tal no debería de ser trasmitido tan a la ligera. La excelencia académica no es un factor determinante en la trayectoria profesional.

¿Exigimos demasiado a los niños?

¿ Es positivo fomentar la competitividad entre los niños?

Formación relacionada

La realidad del sector social requiere profesionales preparados y concienciados con las necesidades de los individuales. Por ello, Aucal ha decidido lanzar una serie de cursos para abordar las lagunas en el ámbito y reforzar los puntos clave de un sector necesario para el avance de la sociedad.

Psicopedagogía escolar es una formación en modalidad online y que entrega al alumno las herramientas para poder atender las necesidades de educación de los niños en sus diferentes etapas.

Un comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + dieciseis =