divorcio

Cuando los jueces toman las decisiones por los padres: una triste realidad

Los juzgados de familia se encuentran colapsados en nuestro país por el incremento de las separaciones y divorcios en los últimos años.

Y es que cuando parece que todo se encuentra bien atadola custodia de los hijos cerrada, por ejemplo-siempre surge algún problema familiar que hace que se vuelva a recurrir al juzgado para solucionarlo, y más si la relación entre los progenitores no es todo lo buena que debiera de ser.

Acudir a servicios públicos para la resolución de problemas personales

En muchas ocasiones se trata de padres que no son capaces de solventar los problemas por ellos mismos, y que se están acostumbrando a judicializar la vida familiar.

No están acostumbrados a hablar para solucionar los conflictos, o no quieren hacerlo, y les resulta menos complejo que sea otro quien lo haga, sin darse cuenta del altísimo impacto emocional que estas crisis familiares causan tanto en los hijos como en las partes implicadas, y el elevado coste económico que supone para la administración de justicia

La clave se encuentra en los servicios de mediación

Por todo esto es muy importante contar con un buen servicio de mediación desde el principio, puesto que algunos asuntos se podrían solucionar sin acudir a los juzgados- además en la mayoría de ocasiones son temas demasiados personales, y nadie más que las partes implicadas deberían enterarse de ciertos asuntos.

Se tiene la idea, falsamente concebida, de que la mediación es tan solo para mediar en el conflicto de la separación, pero no se sigue haciendo uso de ella después, cuando se supone que todos los problemas se han solucionado.

Posteriormente, se acude al juzgado como siguiente autoridad competente, pero no siempre se acude con temas legales propiamente dichos-  una simple conversación ahorraría muchos esfuerzos y dinero.

Elecciones judiciales decisivas

Llegados a ese punto, serán los jueces quienes deberán decidir en qué colegio estudiarán los hijos de una pareja divorciada o quién pagará sus libros de texto.

Son los que determinarán qué es un gasto ordinario, del que se hace cargo el progenitor que tiene la custodia de los hijos, o extraordinario, que corre a cuenta de ambos padres.

Son casos reales, que ocurren a diario, y que más bien responden a la mala relación entre los progenitores, puesto que no es necesario acudir a un Juzgado para tomar estas decisiones, el juez no forma parte de la familia, no conoce a los menores implicados-por lo tanto, no tomara una decisión subjetiva, puesto que no es parte implicada

Las parejas que hacen esto son familias patológicas que, a pesar de haber roto, mantienen su relación a través del conflicto y lo escenifican en los tribunales; una razón más para hacer uso de la mediacián y del diálogo, como vehículo para solucionar los problemas.

¿ Es necesario acudir siempre aun juzgado para solucionar los problemas después de una separación?

¿ Se deja en manos de terceros decisiones demasiado personales?

Formación relacionada

La realidad del sector social requiere profesionales preparados y concienciados con las necesidades de los individuales. Por ello, Aucal ha decidido lanzar una serie de cursos para abordar las lagunas en el ámbito y reforzar los puntos clave de un sector necesario para el avance de la sociedad.

Psicopedagogía escolar es una formación en modalidad online y que entrega al alumno las herramientas para poder atender las necesidades de educación de los niños en sus diferentes etapas.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =