¿Por qué hago una Dieta sin supervisión?

El éxito de una pérdida de peso depende fundamentalmente del seguimiento de la DIETA, de la CONSTANCIA. El beneficio de una dieta aplicada a las características propias, que respete la personalidad de cada uno y se adapte a las actividades diarias, (horarios, obligaciones), supera con creces los inconvenientes.

Causas del fracaso de las dietas

Cambiar de una dieta a otra sin supervisión de un profesional de la salud  NO ES LA SOLUCIÓN.

La mayoría de los obesos reconocen que han probado infinidad de dietas o remedios, con su correspondiente  efecto “yo –yo”.  Ganancias y pérdidas se suceden en el tiempo. ¿Por qué no se consigue una pérdida estable de peso?

¿Quién no ha escuchado de alguien cercano, que después de terminar de “sufrir” con la súper dieta se ha recuperado el peso?: “¡Deberías probar mi nueva dieta, me va de maravilla, he perdido X kilos y en tan solo unos días! Todo son bondades, alabanzas, ejemplos de personas que lo consiguen, te lo dicen con una sonrisa, que te hunde.

La culpa, la baja autoestima, las comparaciones son muy peligrosas y a partir del abandono y la ganancia de peso, la frustración producida puede no tener límites.

¿Por qué no funciona una dieta para todo el mundo? La respuesta es fácil, porque son diferentes los deseos, los gustos y las motivaciones de las personas.

Cuantos más fracasos tenemos con una dieta mayor es nuestra culpabilidad. Cuanto más deprisa se quiere adelgazar se buscará una dieta más estricta y por lo tanto antes la abandonará y antes se desmoralizará. El sentimiento de culpa es cada vez mayor y al ganar más peso se entra en un bucle, un círculo vicioso,  del que no se ve la salida.

Los resultados de una dieta dependen de muchos factores. Una dieta ideal para una persona no tiene porqué serlo para mí. Factores como el estado civil, especialmente cuando las cargas familiares  incluyen  comprar y elaborar diferentes alimentos;  el tipo de trabajo, nuestro ritmo de vida, nuestro ocio, el lugar donde vivimos, etc.

Dietas según la personalidad

Una dieta debe ser prescrita en función  de la PERSONALIDAD, así se conseguirá un mayor éxito.  Es necesario  definir con mayor precisión la personalidad y el tipo de comportamiento de los pacientes que sufren exceso de peso, así para cada nuevo paciente se debe ofrecer un tratamiento y una dieta especifica.

La desesperación lleva frecuentemente a la búsqueda de soluciones milagrosas y cuánto más rápidas mejor.

Hay que huir de los “milagros”, de las dietas extravagantes, casi imposibles de seguir y que a corto, medio  y a largo plazo resultan peligrosas para la salud. En la mayoría de los casos provocan unas carencias alimentarias importantes.  Como ya comentamos en:

El Sirope de Arce…¿dieta milagro?

Tips importantes para hacer una dieta

No pierdas de vista los siguientes puntos al iniciar una dieta:

  • No se pierde peso sin esfuerzo, es un proceso largo si se quiere disminuir la grasa corporal y mantener la masa muscular.
  • Una dieta eficaz no debe provocar carencias alimentarias, ni perjudicar a la salud del individuo.
  • El verdadero objetivo no es la reducción del peso de cualquier manera, cueste lo que cueste, es prolongar la esperanza y la calidad de vida.
  • Las pérdidas rápidas de peso, SOLAMENTE SE DEBEN A PÉRDIDA DE AGUA, de deshidratación con los peligros que ello comporta.
  • Una dieta solamente puede funcionar si se adapta “como un guante” al paciente. Si sus características se adaptan al individuo, a su perfil personal, psicológico y emocional de quien va a seguirla, no coarta su libertad.
  • La obesidad es una enfermedad seria que implica trastornos físicos y en muchos casos psíquicos.
  • NO TODO EL MUNDO PUEDE PONERSE A DIETA, por ejemplo, los pacientes con depresiones graves pueden empeorar por la frustración y esto es muy peligroso.
  • La sociedad, presiona y excluye a muchas personas cuando no se adaptan al ideal de belleza, especialmente mujeres.
  • Es importante simplificar al máximo los planteamientos nutricionales, para conseguir que las dietas ofrecidas sean adaptables y fáciles de seguir.
  • Una dieta NO DEBE ser causa de frustración, debe llevar a un equilibrio alimentario que no exija demasiado esfuerzo.
  • No todos somos iguales ante la energía consumida, algunos engordan más rápidamente que otros. Influyen factores como la edad, el sexo, actividad física, etc.

Para mayor información sobre la formación que puedes tener en el área de Dietética y Nutrición, ingresa a nuestro sitio Aucal Formación, y allí encontrarás los mejores cursos sobre el sector que te permitirán capacotarte como un profesional auténtico en nutrición. Además el Centro de Formación Aucal imparte varios cursos relacionados con estos temas tan relevantes para nuestra salud.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

20 + diecisiete =