El Sirope de Arce…¿dieta milagro?

El sirope o jarabe de arce, también conocido como maple syrup en inglés, es un endulzante completamente natural que es producido y consumido en primer lugar por las tribus nativas de Canadá. En la actualidad se ha extendido mucho su consumo, pero también es habitual encontrarse con imitaciones  mucho más económicas. 

El sirope de arce, sus propiedades y los problemas de la dieta milagro

En Norteamérica, el jarabe de arce se utiliza como aderezo  para crepes, gofres y tortitas.

Muchos veganos, lo utilizan como sustitutivo de la miel.

El sirope de arce es 100% natural ya que deriva del concentrado de la savia de diferentes especies de árboles de arce, nativos de Norte América, en especial de Canadá, como el arce de azúcar (Acer saccharum), el arce rojo (Acer rubrum) o el arce negro (Acer nigrum).  

Lo primero es saber de que está compuesto el sirope de arce

Tiene propiedades beneficiosas para nuestra salud en general, y además tiene un agradable sabor.

A continuación, se detalla el aporte nutricional presente en una porción de 100  gramos, que es la referencia que se incluye en cualquier etiquetado nutricional.

Sirope de arce
Nutriente 100 g
Agua 33 g
Energía 260 Kcal
Proteínas 0.05 g
Grasas totales 0.05 g
Hidratos de carbono 67 g
Azúcar 60 g
Fibra 0 g
Calcio 102 mg
Hierro 0.11 mg
Magnesio 21 mg
Manganeso 3.3 mg
Fósforo 2 mg
Potasio 212 mg
Sodio 12 mg
Zinc 1.47mg
Vitamina B1 0.066 mg
Vitamina B2 1.2 mg
Vitamina B3 0.08 mg
Vitamina B6 0.002 mg
Ácidos grasos saturados 7 mg
Ácidos grasos  monoinsaturados 11 mg
Ácidos grasos poliinsaturados 17mg

Los datos de esta tabla provienen de la base de datos de la USDA (Departamento de Agricultura de USA-National Database)

Además,  es rico en hasta 50 fitoquímicos, especialmente importantes los fenólicos. Dentro de ellos se destacan compuestos como el ácido cinámico, flavonoides y vainillina con propiedades antioxidantes.

El sirope de arce,  aporta un valor nutricional importante comparado a otros endulzantes, tiene el índice glucémico, IG, más bajo. El IG del sirope de arce es de 54, mientras que el de la miel es de 87.

Hay que distinguir lo que es adecuado para un árbol, que difiere bastante de lo que necesita cualquier animal vertebrado y menos como un mamífero como el ser humano.

Si analizamos la composición del sirope o jarabe de arce que es un azúcar, diluido con agua y limón.

Dieta del Sirope de Arce

Esta nueva dieta de moda propone un semiayuno con una brusca reducción de peso, debido a que se limita la ingesta del resto de alimentos, con la idea de “depurar el organismo” con este sirope diluido, acompañado de agua, limón,…, limitando la ingesta de alimentos sólidos, de origen animal,…

Ingerido como único alimento durante sucesivos días,  reduce drásticamente tanto la Energía como los nutrientes ingeridos y  se baja de peso rápidamente, pero no de una manera saludable ni esta pérdida se va a mantener en el tiempo.

No es una dieta que se pueda sostener en el tiempo, con ella no aprendemos a comer bien, ni socializar o modificar hábitos a favor de la salud. Se venden, exageran las propiedades “milagrosas” de un alimento, cuando en realidad es una dieta muy peligrosa, tanto a corto como especialmente a largo plazo si se mantiene durante mucho tiempo sin control por parte de un profesional sanitario.

Es una dieta desequilibrada y que puede poner en riesgo la salud, pues ofrece muchas carencias, no aporta todos los nutrientes esenciales para el ser humano:

  • Escasez de grasas y aminoácidos esenciales
  • No contiene fibra
  • Casi no aporta vitaminas, salvo excepciones y en muy baja concentración.

El principal error que podemos ver en esta dieta es basar toda nuestra ingesta en un alimento al cual se atribuyen propiedades mágicas, como es el sirope de arce, típico ejemplo de dieta milagro.

Además, lógicamente, el jarabe de arce que es un azúcar, diluido con agua y limón, ingerido como único alimento durante varios días, nos hará reducir drásticamente la Energía ingerida, las  calorías,  permitiéndonos bajar de peso rápidamente.

Pero no podemos dejar de decir que es una dieta desequilibrada y que puede poner en riesgo nuestra  salud.

 

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Diez + cuatro =