control del apetito

Claves para que el apetito no te domine

La necesidad fisiológica de comer, lejos de ser un agravante de la salud, debería ser una herramienta para regular nuestra capacidad de alimentarnos de manera saludable. Sin embargo, por las condiciones de vida actuales y el acceso sin límites a la comida, estas señales de hambre más que una guía,  se convierten en un elemento de confusión. ¿Quieres saber algunas claves para que el apetito no te domine? En el post de hoy te contamos algunas claves. No te lo pierdas.

Un panorama marcado por la sobreingesta de alimentos

La sobreingesta de alimentos es una de las epidemias actuales, esto unido al paradigma de la malnutrición -no se consumen los suficientes nutrientes- y los alimentos son de pobre calidad, plantea un panorama desesperanzador en el terreno de la nutrición.

Como individual, seguramente tienes problemas a la hora de controlar tus ganas de comer. Unas ganas de comer que pueden estar originadas por una necesidad fisiológica real –hambre- o por el deseo psicológico de ingerir alimentos –apetito-.

El origen y los mecanismos involucrados tanto fisiológicos como psicológicos-emocionales de estas dos necesidades, genera una serie de confusiones que resulta en una falta de control de la cantidad de alimentos que se ingiere, con las consecuencias a todos los niveles que eso conlleva.

Unas consecuencias que, además de tener un impacto en la salud, y por lo tanto el peso, generan una culpabilidad en la persona que no controla su apetito.

Tener control sobre el apetito es tener control sobre la salud.

Y por ello, en el post de hoy te contamos algunas claves que te ayudarán a reforzar tu control sobre el apetito para que los alimentos sean tu medicina.

Aunque, antes de nada…

Diferencias entre el hambre y el apetito

Este es un tema al que podríamos dedicar varios posts, de hecho ya hablamos hace algún tiempo de ello, pero creemos que es importante que conozcas primero la diferencia entre hambre real y apetito o hambre psicológico. 

Para empezar, el hambre real es la necesidad fisiológica de comer, en palabras del investigador Miguel López, del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), «Tener hambre es una necesidad fisiológica vital, indispensable no sólo para saciar el hambre, sino para nutrir nuestro cuerpo con micronutrientes (como algunas vitaminas), minerales y macronutrientes (como proteínas, grasas y carbohidratos) que están en cualquier alimento».

Por otro lado, también indica que «Tener apetito significa el deseo de comer por placer, en el que intervienen factores como los olores, los sabores, el aspecto y presentación de los alimentos o ciertas costumbres alimenticias que estimulan la mente para fomentar una necesidad, la de comer, que, en realidad, ya estaría satisfecha». En este sentido, el apetito también podría estimularse por emociones

Así, con el acceso que tenemos a la comida, combinado con los problemas emocionales y la epidemia de estrés resulta en un cóctel molotov para la salud y el control alimenticio de las personas.

Es necesario aprender a identificar las señales que envía el organismo antes, durante y después de comer

Claves para controlar tu apetito

¿Qué pesa más, un kilo de carne o un kilo de pasta? Ante esta pregunta trampa responderás de manera lógica: un kilo es un kilo. Pues en bien, a la hora de comer y de saciarse-un término importante- ambos no pesan lo mismo…¿qué significa esto? Que la proteína de la carne es más saciante que la pasta. Por lo tanto, la carne tendrá más peso a la hora de saciarse.

Con este ejemplo que esperamos que entiendas, queremos decir que importa la calidad a la cantidad de los alimentos ingeridos para generar una respuesta satisfactoria a la necesidad de comer. Lo que conllevará una reducción de la cantidad necesaria para comer y se traduce en un control del apetito: uno de los objetivos principales para la mejora y mantenimiento de la salud.

Algunas ideas para controlar el apetito

Anticipa que te va a llenar

El volumen que ocupa la comida y la presentación influye en cómo el cerebro se prepara para la comida.  Si de antemano percibes la comida como saciante, seguramente así lo sentirás después.

Por ejemplo, la presentación de una sopa en un bol tiene un efecto más saciante que si se presentase en otro formato.

El poder saciante de la proteína y la fibra

Consumimos demasiados hidratos de carbono y dejamos de lado la proteína y la fibra que son verdaderamente saciantes.

En este sentido, entra en juego el Índice Glucémico -IG- de los alimentos y el tiempo que se tarda en hacer la digestión.  Por ello, también importa la calidad de los hidratos de carbonos consumidos para saciarse por más tiempo y por lo tanto, tener un mayor control sobre el apetito.

La tendencia a los sabores dulces y salados

Si no tienes el suficiente conocimiento, control o sensibilidad sobre las señales que envía tu organismo, en el momento que tengas hambre seguramente asaltarás los snacks dulces o salados…esto tiene un motivo, y es que, cuando el hambre aumenta, somos mucho más sensibles a los alimentos extremadamente dulces o salados. Esto es un indicativo de que se trata de un alimento comestible en comparación con, por ejemplo, un sabor amargo.

…Y la industria alimentaria no es ajena a esta información.

apetito

Como verás, puedes aprender a dominar el apetito, para que él no te domine a ti. Con un poco de práctica e información podrás utilizar la alimentación a tu favor.

Formación frente a la desinformación en nutrición

Como verás, aún queda mucho por hacer en el terreno de la nutrición y la dietética, y para ello, es necesario contar con una corriente de profesionales formados en los retos actuales de la nutrición para que informen a las personas sobre la realidad en cuanto al control del apetito, por ejemplo.

¿Te interesan las nuevas corrientes en dietas saludables? ¿Quieres conocer cómo mejorar la alimentación de las personas?

Si te gustaría participar en el mayor reto de nuestro tiempo: ayudar a las personas a comer una dieta saludable y adaptada a sus necesidades, entonces el máster en Nutrición y Diétetica, es para ti

Una formación que aúna las dos ramas de conocimiento de la ciencia que estudia nuestra relación con los alimentos y que responde a la pregunta qué es la nutrición.

Una doble titulación en colaboración con la Universidad Antonio de Nebrija que te prepara para afrontar los nuevos retos en nutrición y en base a ello, desarrollar una dieta personalizada acorde con los principios científicos de la nutrición, fisiología, anatomía y dietoterapia.


Webgrafía

18 Science based ways to reduce hunger appetite

How to Strengthen Your Appetite Control

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

8 + 6 =